T R A J Í N

Por evitar riesgos de accidentes nucleares en Ucrania: ONU

 Por evitar riesgos de accidentes nucleares en Ucrania: ONU

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica se encuentra en Ucrania donde mantendrá conversaciones con altos funcionarios gubernamentales sobre la prestación de asistencia técnica urgente que garantice la seguridad y la protección de las instalaciones nucleares del país y evite el riesgo de un accidente.

El objetivo de la visita de Rafael Mariano Grossi es iniciar un rápido apoyo a la seguridad y protección de las instalaciones nucleares de Ucrania que incluirá el envío de expertos del Organismo a las instalaciones prioritarias y de suministros de seguridad y protección, entre ellos equipos de vigilancia y emergencia.

«El conflicto militar pone a las centrales nucleares de Ucrania y a otras instalaciones con material radiactivo ante un peligro sin precedentes. Debemos tomar medidas urgentes para garantizar que puedan seguir funcionando de forma segura y reducir el riesgo de un accidente nuclear que podría tener un grave impacto sanitario y medioambiental tanto en Ucrania como fuera de ella», declaró Grossi.

Durante la visita de esta semana, el máximo responsable del Organismo se desplazará a una de las centrales nucleares de Ucrania por determinar.

El Organismo ha diseñado planes concretos y detallados de asistencia en materia de seguridad y protección de los emplazamientos nucleares de Ucrania, que incluyen quince reactores nucleares de cuatro centrales, así como para la central nuclear de Chornobyl, donde se encuentran las instalaciones de gestión de residuos radiactivos tras el accidente de 1986.

«Ucrania ha solicitado nuestra asistencia en materia de seguridad y protección. Ahora empezaremos a prestarla. Ucrania tiene uno de los mayores programas de energía nuclear de Europa. La presencia del OIEA, cuando sea necesaria para garantizar la seguridad y la protección, es de suma importancia. Estamos dispuestos a prestar el apoyo necesario ahora», afirmó.

Desde el inicio del conflicto en Ucrania, Grossi expresó su gran preocupación por el deterioro de la seguridad de las instalaciones nucleares del país y subrayó el compromiso y la disponibilidad del Organismo en ayudar a garantizar el cumplimiento de los siete pilares indispensables para garantizar la seguridad y la protección.

Varios de ellos, como la integridad física de las instalaciones, la capacidad del personal operativo para trabajar sin presiones innecesarias y el acceso a la energía procedente del exterior, se han visto seriamente comprometidos durante las últimas semanas.

«Ya se han producido varias situaciones de riesgo. No podemos permitirnos perder más tiempo. (…) La experiencia y las capacidades del OIEA son necesarias para evitar que también conduzca a un accidente nuclear», destacó.