T R A J Í N

Guerra en Ucrania: Propaganda e información

 Guerra en Ucrania: Propaganda e información

POR ARTURO TEXCAHUA.

Las guerras son el mejor marco para entender lo que es la propaganda y la información. Cada una de las partes difunde lo que le conviene y da sus razones tratando de desvirtuar lo que el otro afirma. Es una guerra de discursos y de datos, es una confrontación mediática que se esparce por internet, radio y televisión. También destruye, igual gana batallas y toma posiciones estratégicas. ¿Quién dice la verdad? ¿Quién tiene una razón sólidamente justificada? ¿Quién es el bueno y quién el malo?

La propaganda viene principalmente del Estado, de sus poderes. Su propósito es influir en la opinión de los ciudadanos, del público en general, para que actúen de cierta forma. La propaganda no da propiamente información falsa, lo que sucede es que la propaganda oculta aquello que no le conviene a quien la patrocina. A diferencia de la publicidad, la propaganda no busca que sus receptores compren un producto o servicio determinado. La propaganda entra en la mente de todos para que pensemos como su promotor lo desea. Convencidos de algo, actuamos en concordancia. Apoyamos o condenamos un acto o a una persona. Nos solidarizamos u objetamos.

La información periodística proporciona sucesos, relata acontecimientos, da cuenta de ellos, busca transmitirnos la realidad a través de los ojos de un reportero, un cronista, un fotógrafo o una videocámara. Intenta objetividad, aunque ésta también se vea sometida a criterios de selección. ¿Qué debo informar y qué no? ¿De quién puedo hablar y de quién no? Lamentablemente, muchas veces la propaganda está oculta entre esta información “objetiva”.

Conclusión: somos los receptores de un muy amplio conjunto de mensajes; los que prevalecen, los que tienen mayor presencia y difusión, seguramente son los que nos convenzan y ganen para su propósito nuestra aprobación. ¿Habrá forma de sustraernos a ellos? ¿Qué está pasando realmente en  la Guerra de Ucrania?