T R A J Í N

Efrén Romero Acuña: Leyendas olvidadas de Xochimilco

 Efrén Romero Acuña: Leyendas olvidadas de Xochimilco

POR ISRAEL GONZÁLEZ.

Dejemos un rato la apabullante, descorazonadora realidad e introduzcámonos en el maravilloso mundo de la leyenda.

Publicado por Trajín en septiembre de 2018, Leyendas olvidadas de Xochimilco consta de cinco sustanciosos relatos: Los fantasmas del lago de Xochimilco, La princesa que el remolino se tragó, El burro del cantil, El mudo y ¡Nahuales a mí!

Narradas con una prosa fluida y precisa, con descripciones que de inmediato nos atrapan (Después de la conquista los españoles que llegaron a Xochimilco se asombraron de la gran belleza de sus paisajes, de los campos floridos llenos de ricas legumbres, del lago cristalino que proporcionaba sabrosos manjares…), las historias transcurren en el Xochimilco colonial y en tiempos no tan lejanos como para no ser, de algún modo, partícipes, como ocurre en ¡Nahuales a mí! o en la prodigiosa leyenda de El mudo:

A diario, cuando me levantaba, saludaba a un niño pequeño, como de seis años, que sólo sonreía, pero que nunca decía una sola palabra. Muchas veces, cuando mis primos me visitaban, se asomaba sobre la pequeña barda para vernos jugar al trompo o las canicas; lo invitábamos y eso era suficiente para que se fuera de inmediato a esconder entre las cañas de la parcela de su padre, y a escondidas nos oteaba sigiloso…Un día me llamó la atención una dama que llegó llorando a ver a mis vecinos; era una pariente cercana que se quejaba de haber perdido a su hija pequeña mientras hacía las compras en el mercado del pueblo…

Ojalá el lector curioso, atento, lacerado de mundo, pueda acercarse a este breve pero sustancioso manantial de historias.